Consejos para reforzar la seguridad de tu red WiFi

El  utilizar Wi-Fi para navegar por la web cada día se vuelve más común, ya que es mucho más cómodo y menos costoso que otros planes de navegación. A la red Wi-Fi se pueden conectar varios ordenadores o dispositivos móviles, de esa manera pueden navegar en internet varias personas al mismo tiempo.

Cada día el número de personas que utilizan Wi-Fi para conectarse es mayor. Las redes abiertas han subido el 6,2%, según distintos estudios. La parte negativa de todo esto, es que muchos no saben a los peligros que se exponen al hacer uso de este tipo de red.

En este artículo te daremos algunos consejos para que puedas cuidar al máximo tu red Wi-Fi. De las siguientes maneras podrás proteger todos tus datos y tendrás una navegación 100% segura.

Maneras de proteger tu red Wi-Fi

1.      Conoce el router y los conceptos más importantes de Wi-Fi

El router es la caja que contiene en su interior un sistema operativo que aporta el internet que brinda tu proveedor. Algunas veces las configuraciones que traen de fabrica no se adaptan a las necesidades del comprador, ya sea porque las contraseñas son débiles, la velocidad es baja o los puertos están sin abrir.

Es por ese motivo que es importante que la persona tenga paciencia y aprenda a conocer a su router. Se debe saber cómo acceder  a la configuración interna, que permite cada opción, también se debe saber cómo actualizar el firmware. También es de suma importancia que el usuario conozca cada tipo de cifrado del Wi-Fi.

2.      Cambiar la configuración original del router

Luego que la persona sepa un poco más sobre el router, se le debe cambiar la configuración para que se adapte a sus circunstancias y necesidades. Todos los routers que mantienen la configuración y las opciones de fábrica, son una presa fácil de los hackers, y de cualquier persona que sepa usar alguna herramienta de auditoría.

Algunos de los pasos que se recomiendan es cambiar el nombre de SSID, y utilizar un cifrado tipo WPA2-AES con una contraseña difícil de descifrar, también los números de direcciones de IP asignables.

Ningún cifrado puede evitar por completo los ataques criptográficos, pero lo que si puede hacer el usuario es usar tecnologías fuertes que limiten el accesos a la red. Cuando se utilizan buenas tecnologías, es muy difícil que algún extraño invada la red.

3.      Aprender a utilizar diferentes herramientas de auditoría de seguridad

Para poder impedir que alguna persona supere las defensas de tu red e invada tu ordenador, es importante que sepas que herramientas utilizan para hackear una red Wi-Fi. La única forma de saber si tu configuración es segura es utilizarla contra tu propia red WiFi, así veras si logras entrar.

4.      Controlar la cobertura de la red WiFi

La señal de la red se extiende por todas las direcciones desde el router. Si tu punto de acceso está ubicado al lado de la casa de tu vecino, entonces es muy probable que esa persona disfrute de tu señal.  Para evitar que esto pase, debes pensar muy bien dónde vas a colocar el punto de acceso.

Cuando se vive en un sitio pequeño es casi imposible que la señal se escape de alguna manera, lo que si puedes hacer es minimizar todos los riesgos de que esto suceda. Una manera de lograrlo es alejando el router de los vecinos y de la calle.

5.      Usar un nombre de red anónimo

Todas las redes WiFi tienen un nombre SSID. Cambiar el nombre del punto de acceso de SSID no va a lograr que la red este completamente a salvo, pero si le dará un mensaje a quien en las redes que tiene en su entorno.

Una de las cosas que te protegerá tu red, es tener un firewall. Todos los sistemas operativos tienen uno, y tienen herramientas que facilitan su uso. Por otra parte, es perfecto para detectar los intrusos en las redes WiFi,

6.      Apaga el WiFi si no lo vas a utilizar

Si no vas utilizar el WiFi puedes apagarlo, de esa manera desactivas todas las funciones del router, así será más segura, fiable y rápida. Si vas a irte por un tiempo prolongado de tu casa, deja el router apagado. Hasta los momentos es imposible hackear un router apagado.

7.      No te excedas con las medidas de seguridad

Si llenas el router de muchas medidas de seguridad podrías tener problemas. Un ejemplo es el filtrado de direcciones MAC, esta medida es bastante peligrosa e ineficaz, ya que puede dejar por fuera a la persona por un pequeño error.

Lo mejor es usar herramientas semi-automaticas, de tal manera que si estas llegan a fallar, se pueden buscar otras redes. Proteger la red WiFi es de suma importancia, ya que el no hacerlo puede representar enormes riesgos para el dueño de la red.

Cuando decidas comprar un router, coloca en práctica todos estos consejos, de esa manera podrás cuidar al máximo tu red. También es importante que coloques contraseñas seguras, que sean difíciles de descifrar. Las contraseñas seguras están compuestas por dígitos, números y letras.

Cuando termines de configurar tu router, es recomendable que lo apagues, y luego lo vuelvas a encender, de esa forma los cambios se guardan de manera correcta. Muchas personas no saben la gran importancia de cuidar su red Wi-Fi, y de todos los peligros a los que se enfrentan si no toman las medidas necesarias.

Se debe tomar en cuenta que cuando se usa la red, viajan muchos datos personales, como documentos de identidad, contraseñas bancarias, datos de redes sociales, entre otros.  Por eso es importante cuidar la privacidad de la red y del ordenador. Otra de las desventajas de que más personas se conecten a tu Wi-Fi es que la velocidad de tu internet se verá notablemente disminuida.

Estos consejos también aplican para la redes de Wi-Fi que pertenecen a empresas. Una buena manera de detectar si alguna persona quiere invadir tu red, es apagando el router, si las luces siguen parpadeando significa que alguien intenta usar tu conexión sin permiso.

Leave a Reply

catorce + 4 =